En Ica sacan uva hasta de las piedras

 Fa2015

 IMG_0293  

Por Norma Rojas

La capacidad de sorprender de los peruanos es inagotable. Si dijéramos que son capaces de hacer producir uvas a las piedras parecería una presuntuosa exageración, pero no lo es. En Ica, en La Tinguiña, en la zona más pedregosa del desierto, casi contra unos cerros, la empresa Ica Fruta S.A. produce uva de mesa de exportación de altísima calidad y -literalmente- entre las piedras.

El Ing. Fernando Cortéz, gerente de operaciones agrícolas de Ica Fruta S.A. explica que la proeza tiene sentido cuando las tierras escasean y no hay otra salida que el aprovechamiento absoluto del desierto. “Resultaba muy caro alquilar máquinas para limpiar y nivelar unos terrenos pedregosos, así que se decidió comprarlas y luego de sacar las rocas más grandes plantar sobre las mismas piedras”, comenta.ICAfruta

Echando mano de tenacidad y esfuerzo convirtieron ese pedregal en un fundo que al poco tiempo empezaba a producir como cualquier otro. Uno de los principales problemas que se temían sobrevendría en esta singular experiencia era el de sufrir una excesiva filtración y pérdida de agua -el bien más preciado y escaso en la agricultura de Ica- pero ello se evitó con la correcta utilización de sistemas de riego.

Catorce años de éxito
Han pasado 14 años de convivir con las piedras e Ica Fruta S.A. produce y exporta su uva a los mercados más exigentes del mundo: China, en primer lugar, y en menor porcentaje a EE.UU. y Europa. Tienen 90 hectáreas de Red Globe, 25 hectáreas de Superior y 60 de Flame. En la campaña 2014-2015 Ica Fruta ha producido un total de 3,690 TM de uva, y cada año su producción crece en un 15 por ciento con la incorporación de nuevas áreas cultivo.

Como en todo el valle de Ica, los inicios fueron duros, con mucho ensayo y error. En Ica Fruta Instalaron sus plantas sobre el patrón MGT que proveía Vivero Los Viñedos y los instalaron con una densidad de 1,300 plantas por Ha. “Esas plantas han cumplido 14 años y siguen produciendo”, manifiesta.

icafruta3

Las piedras son nada…

Pero a Cortéz no le preocupan las piedras por más grandes que estas fueran sino aquello que está más allá del control de la mano del hombre: el clima, por ejemplo, un factor que puede cambiar los planes de una empresa de la noche a la mañana.

En el valle de Ica todos los años son distintos para los productores de uva y este año, sobre todo para los que cultivan uva red globe, ha sido “un año de color” debido a que las amplitudes térmicas en la época de cosecha han sido más cortas teniendo noches más “frías” que en otros años no se presentaban o no eran tan notorias como este año.

Cuando esto sucede significa que habrá menos red globe para enviar a China donde les gusta de un tono de color más tenue, un rojo menos intenso (RG1; RG 2).

No alcanzar el color que exige el cliente puede significar la ruptura de una buena relación comercial con el cliente de destino, así como una reducción de hasta el 40 % del valor estimado de la caja de fruta. Dinero que estaríamos dejando de ganar o peor aún, no haciendo rentable el negocio, reflexiona el Ing. Cortez.

“Todos quieren el mejor precio y todos quieren llegar a China, de modo que hay que producir la fruta como lo exige China. El gran desafío es alcanzar una uniformidad en la misma época y llegar a destino con los colores y el tamaño de fruta que exigen para obtener mejores retornos”, advierte.

Otro de los desafíos, además de obtener el color Cherry claro en la red globe, es lograr los calibres de la preferencia de los consumidores chinos. La diferencia entre una caja XL y una Jumbo puede diferir en 2 a 3 dólares. ¿Cómo evitar perder ese dinero? Ese es el desafío.

icafruta2

Contrariamente a lo que se cree, explica Cortéz, no es difícil negociar con los chinos. La fruta peruana es muy pedida, se ha posicionado en el mercado como una fruta de calidad. Sólo hay que cumplir con lo que los chinos quieren: una caja bien hecha, con buena presentación, considerando obviamente la condición y calidad de la fruta así como los detalles de la etiqueta bien colocada, las bolsas bien puestas, la fruta bien ordenada, calibrada, etc.

Mano de obra…tema complicado
La mano de obra es otro  factor que cada campaña se hace más crítico para los productores de uva iqueños. “Se hace cada vez más notoria la falta de mano de obra. En este año la poca cantidad de mano de obra calificada trajo complicaciones. Nosotros tenemos un presupuesto al año para contratar de 500 a 600 personas por hectárea pero en épocas pico necesitamos hasta 1,000 personas. Eso ocurre en diciembre, sobre todo en Ica. “Es algo muy complicado poder mantener un orden en el sistema de pago debido a la desesperación de algunos fundos que ofrecen mayores pagos por la misma necesidad que presentan de personal”, nos manifiesta Cortéz…

IMG_0219

El trabajo que realizan depende de cómo se pague a la gente, pero no es lo mismo acá que en Chile, señala. “Acá nos preocupamos en dar detalle al trabajo. Mientras en Chile,  en  la labor del raleo solo quieren dar dos cortes, acá damos el espacio entre baya y baya, entre hombro y hombro (del racimo) para darle una estructura a la fruta”, somos más detallistas,  debido a que el costo aún lo tolera, al menos  por ahora, advierte  Cortéz.

No obstante hay que lidiar con la impuntualidad de los jornaleros. Hay mucha rotación del personal. “En nuestro caso tenemos entre 30% a 40% de rotación, hay mucho  ausentismo, sobre todo los días lunes. Debemos lidiar con el ingreso de personal no calificado a todo nivel incurriendo en un costo por aprendizaje, que en estas circunstancias, es necesario planificar y tener  en cuenta, señala.

IMG_0291 IMG_0206

Aún con todo  la mano de obra en Perú sigue siendo más barata  que en Chile , por citar un ejemplo, lo cual otorga  a nuestro país una ventaja competitiva. Asimismo es otra ventaja  la ubicación del Perú más cercana al Ecuador lo cual hace que se pueda cosechar más temprano que Chile (ventaja comparativa).

Mejorar logística

Además de la mano de obra escasa, otro de los problemas que complican el panorama exportador es la falta de barcos disponibles en el momento en que salen las exportaciones de uvas peruanas. Hay que esperar a que vengan barcos de Chile o de otros lados para recién poder llenar los contenedores. No hay un flujo masivo para hacer el viaje en menos tiempo. La uva chilena llega a EE.UU. en 12 días, la uva peruana tarda 20 días”, señala.

En cuanto a condiciones logísticas Cortéz menciona que se espera la doble vía en Ica para poder reducir de cinco  a tres horas y media, el tiempo de llegada al Callao.
Un mal manejo de la cadena de frío, una mala logística en los embarques, la demora en los puertos, la falta de barcos, pueden echar a perder todo el trabajo.

Pero eso no es todo. También hay que lidiar con las descoordinaciones entre los funcionarios de SENASA, los empleados del servicio logístico de camiones, y el funcionario de ADUANAS.

IMG_0230

Tema aparte, menciona, es  la importancia de la erradicación de la mosca de la fruta, tanto en ejecución  como supervisión, ya que el tener esta plaga nos trae sobrecostos a todo nivel, tanto en los campos, como en el packing (cold treatment) así como la dificultad para la apertura de nuevos mercados.

Variedades

De todas las variedades que cultiva Ica Fruta, la superior es la más complicada por la fertilidad de las yemas, nos comenta el Ing. Fernando Cortéz. Su manejo es distinto comparado al de la red globe y otras variedades de color ya que por ser una fruta blanca no puede disimular defectos estéticos, los efectos de malas aplicaciones o un mal manejo del racimo en sí, explica. En cambio en Perú tenemos un mejor trabajo de arreglo de racimo, de presentación, lo cual es una ventaja competitiva con la fruta de otros países.

Ica Fruta tiene en la mira el producir variedades nuevas y para ello están realizando permanentemente un exhaustivo trabajo de investigación. Nos comenta el Ing. Cortéz que ese es el objetivo en general de todas las empresas del valle. Se busca adaptar variedades que requieran menos mano de obra, que se raleen solas, que tengan la consistencia adecuada tras un largo viaje, que pinten más fácil, que tengan sabor y el color que se espera en cada destino. Algunas variedades poseen la virtud de necesitar poca mano de obra pero en cambio son “malas viajeras” llegando a destino deshidratadas. Lograr esta combinación de factores es muy difícil, señala Cortéz.

“Hay campos en Ica, que tienen variedades de IFG (International Fruit Genetics) y otras como la variedades Arras. Queremos observar el desarrollo de estas variedades y poder elegir cuál es la que se adecua a nuestras condiciones, tanto de manejo en campo como comerciales.

Por otra parte –añade- con las variedades que se dispone actualmente se trata de mejorar el tema de la mano de obra buscando fertilidades de yemas más altas para así podar corto, tener menos brotes, desbrotar lo menos que se pueda y ajustar menos racimos por planta. Todas estas actividades son planeadas previamente para obtener como consecuencia la reducción de la mano de obra.

IMG_0273

Trabajo en equipo

En una empresa agroexportadora se trabaja en diferentes frentes para poder llegar a un solo objetivo: las ventas. La idea en Ica Fruta fue amalgamar todas las iniciativas: financieras, comerciales y de producción para poder llegar a un solo objetivo. El área financiera busca los fondos para hacer funcionar el negocio,espera recuperarlos y obtener renta, el área administrativa espera hacer útil ese dinero y el área comercial espera vender la fruta lo más pronto y al mejor precio que pueda, y ese es el negocio : se busca vender fruta al mejor precio, al mejor mercado. Pero llevado eso, o aterrizado,  al activo biológico, no resulta tan sencillo pues a veces mayor tonelaje no quiere decir mejor precio. “Nosotros los agrónomos, que trabajamos con plantas, con clima, con factores tan cambiantes, hemos tenido que entender y hacer entender a todo el equipo de trabajo esos puntos de vista financieros, comerciales, administrativos para -sobre eso-  trabajar y coordinar aspectos como calidades, calibres, color, destinos” , acota.

Todos tenemos claro que nuestro objetivo es producir fruta para China, y hemos trabajado enviando a ese país un 75% de nuestra fruta (solo red globe), 15% a Taiwan, 5% a Holanda y 5% a EE.UU. en clamshell, agrega.

La idea es enviar toda nuestra producción a China, pero eso no es posible por ahora, porque tenemos que entender que en el parrón hay diferentes variables que condicionan el aspecto del 100 % de la fruta. No toda será igual.

IMG_0232

En la campaña 2014-15 el 100 % ciento de superior y flame (seedless) fue hacia Estados Unidos. “Son dos variedades que se venden muy bien y trabajamos a precios fijos con un 70% en presentación en clamshells” nos explica.

Temperaturas y agua
Esta campaña ha sido de un invierno con temperaturas nocturnas mínimas de 7 a 9 grados y en la temporada de cosecha ha habido amplitudes térmicas favorables a la toma de color de las red globe y por eso las primeras frutas del valle fueron de un color oscuro.
El agua ha sido un problema porque los terrenos alquilados en la parte alta del valle, donde inicia la ruta del canal de la Achirana no recibieron la dote que se pensaba. El acuífero disminuyó y los pozos que botaban 50 litros por segundo litros solo dieron de 20 a 30 litros.

Se ha tratado de manejar estos inconvenientes, haciendo mejor uso de las fuentes hídricas con herramientas como las sondas de capacitancia, para optimizar de alguna manera la dotación de agua a los campos.

“Esperemos que las inversiones en canales y fuentes de dotación de agua para el Valle se realicen por parte del Gobierno, por los demás a los profesionales nos queda seguir innovando y preparándonos para afrontar dificultades propias del crecimiento del sector, y de las vicisitudes del Mercado” subrayó.

Integrar enfoques

¿Producir más es ganar más?
Hay un mito sobre “producir más para ganar más” que ya está quedando atrás. Cortéz recuerda haber manejado un campo, que producía sobre las 4,600 cajas, pero no necesariamente con los mejores precios.Desde el punto de vista financiero dirían  ‘más cajas más renta´, “pero ahora vemos que aunque el papel aguanta todo, el mercado ya no acepta negocios de volúmenes altos. En uvas hay cada vez más oferta y para poder posicionarse y ser sostenible en el tiempo dependerá de tener las calidades deseadas, calibres y las condiciones que pide el cliente además de mantener los costos de producción bajos”, explica.

Por esa razón Ica Fruta decidió hacer producciones de 3,500 a 3,800 cajas buscando tonalidades y calibres de mayor excelencia.

“Nada hacemos con 5,000 cajas de Large y Medium, con poco extra large y poco jumbo. Hay muchos dólares de diferencia por caja de cada calibre y condición”, señala.
Por ello nuestro objetivo es hacer un número de cajas sostenible en el que podamos obtener las condiciones de fruta que exige el mercado y que no nos complique el manejo del cultivo, obteniendo por defecto, los buenos calibres JJ, J y Xl además de los colores y calidades de fruta deseados.

IMG_0298

Precios
En cuanto a los precios, Cortéz menciona que para las cajas de 8,2 Kg varían según el mercado. Si se mantienen las calidades el precio será coherente o cercano de lo esperado. En caso de que haya un precio fijo se habla de US$ 36 a US$37 en caja de 9 kilos, en presentación clamshell para variedades seedless.
En el mercado spot se puede tener desde el mejor precio hasta el peor. Así de dramático es. Depende mucho de cómo va el mercado. En EE.UU.Si hay mucha fruta de Sudáfrica o Chile el precio va a bajar.Por el contrario si no hay mucha fruta de competencia el precio subirá, es la ley de la oferta y la demanda.

“Debemos preocuparnos en innovar y hacer sostenible el negocio, producir mejor uva pero a menor costo, tener productividad por cada metro cuadrado .Tenemos el ejemplo de Chile, primer exportador del mundo, aunque allá ya no crecen zonas de uva de mesa por la mano de obra cara y la presencia de nuevos competidores como los peruanos” indica.

Por esta razón hoy Chile se trabaja en alcanzar mejores mercados como China e India, para lograr mejores precios con sus variedades sin semilla. Nosotros debemos mejorar la post-cosecha,  mejorar la cadena de frío, buscar nuevos mercados, no dejando de lado que la fruta debe llegar en las condiciones ideales para su venta. Esos son los desafíos que debemos asumir de cara al futuro, concluyó.

Un comentario

  1. todo es lindo como se comenta pero no se habla de las diferentes plagas y como las lidean y como otros se llevan los laureles porque cuando las papas quemaban solo los valientes estaban ahi. y nunca recibieron un gracias o te felicito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s